logo-footer5.png

CARACASDOC 2010-2019@

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube - Grey Circle
  • Instagram

caracasdoc@gmail.com


Tel: 0412-2900067

Horario de atención: 9:00 am a 12:00 pm/ 3:00 pm a 5:00 pm

CARACASDOC
Av. Este 0, esquina cruz de candelaria
Edf. Imperial, Piso 7, Ofc. 7B
Frente a la Plaza La Candelaria. Lado Sur.
La Candelaria, Caracas.

Selección Oficial Largometraje

ESTÁ TODO BIEN

Tuki Jencquel / Venezuela, Alemania, 2018

70' 

SINOPSIS

En la medida en que el sistema de salud pública se colapsa, un farmacéutico, un traumatólogo, un activista social y dos pacientes con cáncer se enfrentan a las mismas dudas que millones de venezolanos que tratan de sobrevivir en un país sumergido en el caos: ¿Protestar o rendirse? ¿Emigrar o aguantar? ¿Perder toda esperanza o agarrarse a la fe?

PASES

NOV

Viernes 23

4:00 pm

Lunes 26

6:00 pm

BIOGRAFÍA DEL DIRECTOR

TUKI JENCQUEL

Nació en Caracas en 1974 y estudió cine en NYU, Tisch School of the Arts. Mas tarde obtiene un Master en Administración de Empresas del IESA, Caracas. Es

director de dos cortometrajes y un mediometraje documental, Sin Ti Contigo, ganador del Premio Feisal en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara,

2011. Trabajó como asistente de dirección en Secrets of the Tribe de Jose Padilha y durante varios años trabajó como primer asistente en cine y publicidad en Venezuela.

Actualmente está haciendo su próximo documental, un retrato íntimo de su madre, conocida en Francia por su lucha para legalizar el suicidio asistido.

NOTAS DEL DIRECTOR

El colapso de un país es dramático y a posteriori pudiera parecer inevitable, pero cuando es vivido

día a día, casi puede pasar desapercibido, como cuando te miras en el espejo todas las mañanas

y no ves como estás envejeciendo. Desde hace varios años la situación en Venezuela se ha ido

deteriorando, pero súbitamente eso se convirtió en una caída libre.

Quería hacer una película sobre la crisis que se vive en Venezuela, pero la temática es muy amplia

y por eso decidí enfocarme únicamente en un aspecto: la emergencia de salud pública. Escasez

crónica de medicinas, un repunte dramático de la mortalidad infantil, la reaparición de enfermedades erradicadas como la difteria, un éxodo de médicos... el colapso del sistema de salud pública. Es verdad que eso también puede suceder en otros países, pero lo que es inaudito, es que eso suceda en un país tan rico en recursos naturales,

que durante décadas se enorgullecía por tener uno de los mejores sistemas de salud pública en

toda la región.

Empecé a buscar personajes que pudieran ilustrar la crisis, preferiblemente de la clase media

venezolana, para evitar la complejidad adicional que hubiese exigido un tema como la pobreza

extrema. A través de una amiga conocí a Francisco, un activista social que logra conectar as donaciones de medicinas con las personas que las necesitan. Después conocí a Efraím un joven traumatólogo que trata a las víctimas de balas en un hospital público por $12 al mes. Mas tarde conocí a Mildred y a Rebeca, dos pacientes con cáncer, una en remisión, la otra haciendo quimioterapia, que representan ambas la situación de la mayoría de los venezolanos con una condición de salud. También me topé con la historia de Rosalía y Carlos, una pareja mayor, dueños

de la farmacia "Don Bosco" que están al borde de la quiebra, porque no tienen nada para vender.

Estaba fascinado por todos ellos, por su dignidad y su resiliencia ante una realidad tan kafkiana.

 

En la medida que los fui siguiendo con la cámara, había mucho que fui descubriendo en el camino,

pero había algo que desde el inicio supe que no quería hacer. No quería apuntar con el dedo de

la culpa a nadie y no quería hacer una película cargada de contexto y análisis. En vez, quería

hacer una película que se enfocara en el drama humano de una crisis política.

 

Estaba consciente que una película con una temática política polarizada arriesga convertirse en la bandera de un bando y ser engavetada por el otro. La crisis de salud pública retratada en esta película es contundentemente negada por el Gobierno de Venezuela. Es por eso que decidí jugar con el concepto de la verdad y escogí un teatro como el escenario principal de la película. Como asumí que muy probablemente, la película sería atacada como engañosa o ficticia, entonces por qué no plantearla de una vez en una tarima y admitir que los personajes están actuando. ¿Pero al fin de cuentas, no es eso lo que hacemos todos?

PRINCIPALES

Dirección

Director|Productor|Cámara

TUKI JENCQUEL

Productor Ejecutivo

JORGE HERNÁNDEZ ALDANA

Productor en Línea

MARCO OLMOS

Edición

OMAR GUZMÁN

Música

THOMAS BECKA

Sonido

FRANK GONZÁLEZ

MARCO SALAVERRIA

 

ELENCO

ROSALÍA ZOLA

EFRAÍM VEGAS

FRANCISCO VALENCIA

REBECA DOS SANTOS

MILDRED VARELA

una producción

ORINOKIA FILMPRODUKTION UG

en co-producción con HEKURA FILMS

Ana Serret Ituarte -/ España / 2017 / 75'